Crónica de la Salida Oficial de Marzo

on .

Menuda salida!!!! No podía ser de otra forma y, ahora como siempre, una imagen vale más que mil palabras. A pesar de la foto, y aunque no me paguen por el reportaje, vamos con la crónica.

 Un mes más punto de encuentro en la Galp de Perillo y, desde allí, más de una docena de motos salimos a la carretera cruzando Carral, Ordes, Santiago, Padrón (un domingo más feirón) y Puentecesures (qué tiempos aquellos que, con quince años, nos fletaban en autobús a la mítica Chanteclair) hasta llegar a nuestro punto de encuentro con MotoLagartos allá en Caldas de Reis.

Noticia patrocinada por

Una vez reunidos todos en el punto previsto (y tras los habituales abrazos, estrechamanos, besuqueos y qué tal estais) nos dirigimos a tomar un cafetiño para entrar un poco en calor ya que la ruta no había sido pasada por agua pero las manos y el cuerpo estaban algo entumecidos. Ya calentitos, y sin perder ni un momento, dirigimos nuestras ruedas por la autopista hasta Gondomar para llegar antes de que cerrase sus puertas el gran Museo da Moto Antiga. Ya sé que algunos pensaréis "bah, son sólo motos" y sí, es cierto, son sólo motos pero vale la pena cruzar esas corredoiras y subir la p&%$·era cuesta para ver esas BMW's, Harleys, Guzzis, MVAgustas y demás tan bien conservadas y con su lugar tan correctamente colocado para cada una de ellas.

Una vez terminada la visita cultural (y volviendo a poner en peligro nuestras vidas por la maldita cuesta) nos dirigimos raudos y veloces a nuestro lugar de esparcimiento culinario. En esta ocasión nuestros amigos de MotoLagartos nos habían guardado una IM - PRE - SIO - NAN - TE sorpresa: La Barrica en A Ramallosa. Sencillamente BRUTAL. No voy a poner fotos de los cuatro kilos de espaldilla de cerdo de Salamanca que pusieron para cada seis porque sería muy cruel por mi parte....

Acabadas las existencias de cerdo, empanada, cerveza, botellas gigantes de vino y chupitos de licor café (todo esto, eso sí, con moderación) nos sacamos la pertinente foto de grupo sin dejar de prometernos que unos vendrían a nuestra concentración del 24-25-26 de Junio y los otros iríamos a la suya del 9 y 10 de Julio.

Desde A Ramallosa, los más aventureros, acompañaron a los Lagartos hasta su "casa" en el Yogui's Beer y los más caseros encaminamos nuestras monturas hasta llegar a Coruña.

Entrando en casa, tras doce horas de jornada motera, las mejores sensaciones de haber compartido un día estupendo con gente increíble, que te saben hacer sentir como en tu casa aunque estés a más de doscientos kilometros de tu cubil.

 Un abrazo para estos seres verdes.